Con relación a la publicación del día 22 sobre la continuidad del servicio de Atención Temprana a los menores en los casos de los CAIT con titularidad municipal, publiqué que la Consejería garantiza la continuidad de la Atención Temprana de todos los menores y en su localidad.

Tengo previsto reunirme con algunos Alcaldes, para ver de dar continuidad al servicio municipal. Algo que siempre hemos pedido, pero que nunca se ha resuelto.

Siempre se me dijo que se estaba en ello y se buscaría la mejor solución. 

Una vez resuelta la continuidad del servicio de Atención Temprana a los menores, debemos procurar, buscar y encontrar la forma, que existe, de resolver, asegurar y garantizar la continuidad de los profesionales en sus puestos de trabajo.

La situación actual de los Cait dependientes de Ayuntamientos y Diputaciones tiene dos figuras perfectamente delimitadas y con circunstancias de garantía en el empleo muy diferenciadas:

  • Por una parte están los Ayuntamientos que son titulares del servicio de Atención Temprana pero lo tienen cedido a una asociación.
  • Por otra parte están los Ayuntamientos que son titulares del servicio y lo llevan a cabo profesionales dependientes del ayuntamiento en distintas relaciones laborales, esto es, unos son empleados fijos y otros, que, aun llevando bastantes años, su continuidad en el empleo depende de la vigencia del contrato derivado del Acuerdo Marco.

La Consejería de Salud anuncia que va a sacar a licitación todas las poblaciones donde la titularidad del servicio es Municipal.

Como fácilmente podemos deducir, en el primero de los casos, la licitación la deben ganar las asociaciones que actualmente prestan el servicio por tenerlo cedido por los ayuntamientos; con lo que la continuidad en el puesto de trabajo de los profesionales están garantizada así como, y muy importante, la continuidad del terapeuta con el menor. Algo esencial y medular, pues siempre debemos tener presente el interés superior del menor.

La cosa se complica en el segundo de los casos, y también se pueden dar dos situaciones.

a) Que la licitación quede desierta.

b) Se adjudique a un licitador.

En el supuesto a) lo lógico es que la Consejería de Salud pida al ayuntamiento siga prestando el servicio, toda vez que su compromiso con esta Plataforma y por tanto con los padres es la continuidad del servicio de Atención Temprana y en su localidad. No sólo la palabra dada, sino que las familias no estaríamos dispuestas a permitir el cierre de los Cait y traslado de los menores a otra localidad. BAJO NINGÚN CONCEPTO.

En el supuesto b) si se adjudica a un licitador; ya habrá presentado su cuadro de profesionales, y el puesto de trabajo de profesional municipal estará en entredicho y en muchos, muchísimos casos, serán despedidos.

Hay que destacar que hay muchos agravios comparativos. Siendo el Ayuntamiento el titular del servicio, en un caso nadie nota nada, el niño sigue con su terapeuta, el terapeuta con su puesto de trabajo. En otro, posiblemente se amplíe el plazo, pero temeroso de qué pasará en un futuro cercano y en el otro podrá ir al paro.

Son tres situaciones distintas pero que parten de una misma situación. El Ayuntamiento es el titular y responsable del Servicio de Atención Temprana.  Los resultados, claramente, distintos, dispares y discriminatorios. La igual de oportunidades debe estar garantizada. No sólo es de sentido común sino que figura en el ordenamiento jurídico.

Hay una realidad que todos debemos conocer, cuando no había nada en atencion temprana, cuando era intervención precoz, hace décadas; ahí estaban los ayuntamientos dando atención a la sociedad y todos o casi todos esos profesionales.

Profesionales que llevan más de 20 años pueden verse en la calle, ESTO NO SE PUEDE CONSENTIR.

Todo, por no hacer las cosas con sentido común, con pausa y diálogo, no haber pensado en el interés superior del menor,  ni se ha tenido en cuenta las realidades y circunstancias en que quedaría un colectivo de muchas mujeres y hombres que no se merecen esto, NI LA ADMINISTRACIÓN DEBE HACER.

Cuando no había nada, ya estaban ellos y no podemos dar la espalda, ni la Consejería, ni los Ayuntamientos, ni las familias.

Por ello, he dicho al principio

Una vez resuelta la continuidad del servicio de Atención Temprana a los menores, debemos procurar, buscar y encontrar la forma, que existe, de resolver, asegurar y garantizar la continuidad de los profesionales en sus puestos de trabajo.

¿Qué proponemos?

  • Se adjudiquen los lotes de las poblaciones que ya tienen los Ayuntamientos cedidos sus contratos a asociaciones. Eso es un buen porcentaje de municipios.

Para el resto, los que atiende directamente el ayuntamiento, abrir un proceso de diálogo, con amplia representación, para alcanzar los acuerdos necesarios, de forma que se garanticen los puestos de trabajo y condiciones de esos profesionales, así como la continuidad de los menores con esos terapeutas.

Hay un informe del Gabinete Jurídico de la Consejería de Salud a instancias de la Viceconsejera.

Ese informe, hecho con excesiva rapidez, bien estructurado y argumentado, como no podía ser de otra manera; permite, perfectamente esta solución apuntada.

En derecho positivo se busca lo mejor para las partes y debe proteger al que esté en situación de desventaja. En este caso, los profesionales.

Hay que buscar soluciones y no conflictos. Lo que se ha venido haciendo desde 2011, se puede hacer uno, dos o más años. Si hace falta volver a Convenio en lugar de Concierto, se puede hacer. Si hay que crear una figura jurídica nueva, se puede hacer. Hay que buscar el bien común, para todos, menores y profesionales y, debe buscarlo, la Administración. Que está para administrar y gestionar, buscando el bien común y no el cómodo, particular y fácil de la Consejería.

Sé que están muy preocupados por la incertidumbre y la decisión que se ha tomado, de manera instantánea, sin evaluar los daños. Estamos hablando de personas, entregadas y con muchos años de experiencia recuperando a niños, a sus espaldas. 

La solución es muy fácil y posible, desde el punto de vista técnico y legal. A situaciones distintas, comportamientos distintos para garantizar LA EQUIDAD Y LA JUSTICIA SOCIAL, algo que va intrinseco en el concepto Administración.

Por ello, y como resumen, proponemos:

  • Se saque a licitación única y exclusivamente los lotes de Ayuntamientos cuyos servicio está cedido a asociaciones u otros entes.
  • Se abra un proceso de diálogo con todas las partes implicadas para encontrar la solución, que existe y es fácil de lograr, mientras tanto se amplíe el plazo que expira el 15 de septiembre.

En caso de que la Consejería no quiera hacer está distinción de licitación. SE PARALICE EL PROCESO, en su totalidad.

Deben implicarse los grupos parlamentarios para evitar este gran conflicto social que puede afectar a más de 200 profesionales y varios miles de niños con trastornos en su desarrollo.

Con esta misma fecha lo ponemos en conocimiento de esos grupos para que sepan esta realidad y  puedan actuar en consecuencia.

Las familias estamos muy agradecidos a esos profesionales con los que hemos convivido durante años. Estaremos apoyándolos en todo momento. Si hay que convocar movilizaciones, las convocaremos las familias. Bastante maltratada y mal gestionada está la Atención Temprana como rematar con esta injusta, discriminatoria, desacertada y precipitada decisión. En ningún caso fruto de la reflexión, diálogo y consenso con los profesionales ni familias.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86