En el día de ayer, 9 de febrero, mantuvimos una reunión con el Alcalde de Sanlúcar la Mayor, Raúl Castilla Gutiérrez y la Delegada de Igualdad y Políticas Sociales, Feli Bernal Romero para hablar sobre la situación de la Atención Temprana en su localidad.

Por parte de la Plataforma acudimos, cuatro madres del Sanlúcar, entre ellas la Vicepresidenta de Asppane y otra miembro más de la asociación, Katy y yo.

He de decir que la actitud del Alcalde y la Delegada fue impecable y cordial, en todo momento. Conscientes de la problemática de este colectivo, de su futuro, de que son recuperables, en mayor o menor grado, pero recuperables, y que cada día perdido en estos pequeños son un pequeño drama y que cada día hay demasiados pequeños dramas en Andalucía en general y en Sanlúcar y su comarca en particular.

Por nuestra parte les dejamos muy claro que somos conscientes de que el verdadero motor de la recuperación de los menores somos las familias, de que la sesión que hoy se pierde no se recupera, aunque mañana le des dos, y que las tres especialidades contempladas en el Decreto 85/2016 y Acuerdo Marco de julio de 2016 son imprescindibles. Psicólogo/a, Logopeda, Fisioterapeuta. Harían falta otras, pero esas tres son absolutamente necesarias, para poner en orden la estructura de sus mentes, socializar, dar tono muscular y ayudar a pronunciar fonemas o mejorar su nivel de comunicación verbal.

Sanlúcar la Mayor atiende a 14 localidades de la comarca. Tiene asignadas 70 plazas por la Consejería de Salud y actualmente sólo tiene capacidad de atender a 50 menores con dos profesionales.

Repito, la conversación fue en todo momento dentro de los márgenes de la cordialidad y el entendimiento y mirando siempre por el interés superior del menor.

No obstante, dicho esto, el Alcalde era consciente de que había una larga lista de espera, difícilmente cuantificable, por el elevado número de localidades que atiende el Cait. 

Que la Consejería de Salud, con fecha 1 de febrero de 2016 les daba una plazo de diez para ponerse al día en la oferta de las tres especialidades requeridas en el Acuerdo Marco, que estaban en ello, con conversaciones muy avanzadas con un gabinete de Fisioterapia para externalizar el servicio, pues para un Ayuntamiento no es tan fácil la contratación de personal nuevo, por normativa.

También estaban pendiente de solucionar la especialidad de Logopeda. Actualmente la dotación del Cait es de Psicóloga y Pedagoga y estaban gestionando la habilitación de la Pedagoga, debido a su dilatada experiencia. Es algo que serán los Colegios profesionales o Consejería la que deba pronunciarse o que se haga una formación, tipo Master u otra que le confiera las competencias profesionales requeridas.

La solución de Logopeda debe ser inmediata. En Sanlúcar no se está dando Logopedia y es absolutamente necesario, no sólo porque lo exija el Acuerdo Marco, que lo hace, sino porque los niños necesitan esa terapia y hoy, hay muchas familias que lo están pagando de sus bolsillos.

Si debe externalizar, mientras, este servicio, habrá que hacerlo, pero los niños tienen que recibir su sesión de logopedia.

El Alcalde, nos dijo, rotundamente, que en ningún caso se va a dejar de prestar el servicio de Atención Temprana en el Cait, con más o menos problemas –como actualmente-, pero en ningún caso se iba a dejar de prestar el servicio. Que apuesta, claramente, por mantener el servicio como competencia municipal y cree en la recuperación de los menores y, también es consciente de que el número de sesiones que reciben no es suficiente pero es algo que no depende de la corporación.

Le dijimos que en ningún momento habíamos contemplado la posibilidad del cierre del Cait por parte del Ayuntamiento y que, siendo conscientes de que las condiciones de infraestructura dejan bastante que desear, le rogamos que centrase todos sus esfuerzos que quitar la LISTA DE ESPERA, el concepto Atención Temprana no es compatible con “espera”, en esa situación el menor no se está recuperando, la familia está sufriendo angustia, ansiedad, se deterioran las relaciones de la pareja y de los hermanos y estábamos negando el derecho de igualdad de oportunidades.

También nos ofrecimos a ayudarles en todo lo que fuese posible. Que exigíamos la dotación profesional requerida lo antes posible, pero que, si para una mejor calidad, la administración tiene que esperar unos dias más de esos diez dados como casi un ultimátum, pues tendría que esperar, porque ni él, como Alcalde, estaba dispuesto a cerrar el Cait, ni nosotros, como Plataforma, estábamos dispuestos a consentirlo. Y ahí es donde les ofrecimos toda la colaboración necesaria. También les dijimos que entre administración y administrados, no puede haber una linea de separación, sino simbiosis y sinergias, que la sociedad debe implicarse en su propia gobernabilidad y que ahí siempre nos tendría a su lado.

Por otra parte hay Caits que atendiendo a menos población se les ha asignado un mayor numero de sesiones, lo que posibilita una mayor facturación y más facilidad a la hora de contratar profesionales.

No entendemos que para 14 localidades, sólo 70 plazas y aún menos entendemos, que sólo los atiendan dos personas.

Por ejemplo, a Espartinas, se le han asignado más de 17.000 sesiones, mientras que a Sanlúcar 4.200.

También comentamos y ellos son conscientes de que el horario tiene que ser de mañana y tarde.  

Y de pasada se habló de las grandes carencias que tienen nuestros menores en los colegios y la poca colaboración que tenemos de la Consejería de Educación, que, haciendo caso omiso a las peticiones de padres y de esta misma Plataforma, nos veremos, de nuevo obligados a acudir a las Fiscalías de Menores Provinciales.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86