Diez meses después de su puesta en marcha, la Plataforma de Atención Temprana empieza a ser tomada en serio por la Consejería de Salud de la Junta.

La movilización de las familias, lideradas por Antonio Guerrero, abuelo de un menor con trastorno en el desarrollo, ha conseguido implicar a Susana Díaz en crear una nueva regulación que resuelva los problemas que el modelo de gestión actual provoca. Durante este periodo, la Administración no ha considerado un interlocutar más a la plataforma, partidaria de la redacción de una ley que contaba con el apoyo político de la oposición y no un decreto como ha impuesto el Ejecutivo andaluz. Aun así, los avances que suponen el aumento presupuestario y el compromiso de ir corrigiendo irregularidades han terminado por acercar posturas. Por ello, la presencia institucional del viceconsejero de Salud, Martín Blanco, o la directora general de Salud Pública, Remedios Martel, en el I Encuentro de Familias de Atención Temprana celebrado ayer en Málaga supone todo un éxito.

La jornada de debate dio para mucho, pero sobre todo para reunir sobre una mesa a todos los interlocutores del sector: Administración, psicólogos, logopedas, fisioterapeutas, directores de centros de atención temprana y, por supuesto, a las familias. Crear el mejor marco legal posible es la razón de la plataforma, que ayer mismo recordaba a Susana Díaz que «hay mucho prometido y poco concedido por ahora». La próxima semana debería publicarse el nuevo decreto. Guerrero insiste en empezar por reducir las listas de espera: «Ha de ser una prioridad». La idea de la regulación por ley no la descarta.

Fuente:  Las familias, al fin tratadas por Salud como un interlocutor más del sector