Ayer, día 25 de mayo, asistimos al Pleno Municipal en el Ayuntamiento de Marchena. Se debatía una Moción presentada por Ganemos Marchena y luego, de manera conjunta, por Izquierda Unida. La Moción pedía que se dotase al CEIP Ángeles Cuesta de un profesional sanitario, hasta tanto lo haga la Consejería de Salud.

No solo para atender a Abel sino para múltiples tareas relacionadas con la salud, hábitos saludables, administrar medicamentos, insulinas, aerosoles, … que ahora mismo están administrando las familias, hermanos, compañeros, …

Entendemos que en una sociedad actual la figura del Profesional Sanitario en el ámbito educativo se hace, no ya necesario, sino imprescindible.

He de decir que para intervenir en el Pleno he accedido a enviar, previamente, el contenido de mi discurso, para su aprobación, por parte de la Alcaldía, en lo que entiendo como un acto de censura previa. Lo he hecho por los niños y lo volvería a hacer, pero en mis 63 años es la primera vez que me pasa. Así mismo, en un momento del mismo, y para enriquecerlo hice un añadido, e inmediatamente la Alcaldesa me dijo “que me ciñese al discurso”, más cesura todavía.

No obstante le dije,

De todos es sabido que he confrontado en alguna ocasión con la alcaldesa. De hecho, tal vez estéis esperando que hoy lo haga, si es así no va a suceder.

Hoy no vengo a eso, vengo a tenderle mi mano de manera honesta y sincera, no sé mentir. Repito, de manera honesta, cordial y sincera. Creo que es hora de buscar vías de diálogo y entendimiento. Caminar juntos es mejor que estar enfrentados. La concordia mejor que la discordia.

En ningún momento hubo un gesto por parte de la Alcaldesa de aceptar ese ofrecimiento.

Lo mejor del Pleno, el Partido Socialista se abstuvo y la oposición, en bloque, apoyó la Moción que salió adelante.

¿Hay voluntad de llevarla a cabo? El tiempo suele ser la respuesta a estas incógnitas.

Lo peor del Pleno, la actitud de soberbia de la Alcaldesa, ausencia de empatía y el empeño de la Concejala de Asuntos Sociales, Mercedes Abadía de acusarme de enfrentar a la familias de Abel contra el Ayuntamiento. 

Nada más lejos de la realidad, en alguna ocasión he recomendado a José Luis, padre de Abel.

“… mantente al margen, al ser el padre, no eres objetivo…”

Al final tuve que decir a la Concejala Abadía que,

… en el ADN de su partido sí van los asuntos sociales, en el de usted no.

Un Concejal del Partido Socialista se ausentó de la votación. Ignoro si por esto u otros motivos.

Y le recordé como fue este este portavoz el que tranquilizó al pueblo de Marchena cuando dejaron el servicio del CAIT.