Ayer, en el Parlamento Andaluz, se debatió y aprobó, como estaba previsto la Ley de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad.

Como estaba previsto saldría adelante con el voto de los grupos parlamentarios Socialista y Ciudadanos -socios hasta para jugar al parchís-. 

En la puerta del parlamento había una concentración en señal de protesta y disconformidad con el contenido de este texto. sin embargo los saludos de la portavoz del grupo socialista solo fueron para Cermi, Feaps, Once –estómagos agradecidos, beneficiarios de ayudas y subvenciones-, y organizaciones empresariales. El resto de cientos de asociaciones y organizaciones del mundo de la discapacidad, como si no existiésemos. Realmente no hemos existido, pues no se han tenido en cuenta nuestras aportaciones, como agentes sociales.

Como ya publicamos en nuestra publicación 

El despropósito de la Proposición de Ley de Discapacidad.

Izquierda Unida fue crítica y contundente, se le echaron para atrás 77 mociones que mantenían vivas y su voto fue de abstención. Argumentó muy bien.

El partido popular también fue muy crítico, mordaz y contundente. Habló, el portavoz, de que la que podía haber sido una de las Leyes más avanzadas ha quedado en una Ley de intenciones, vacía de contenido, sin garantías para el colectivo Discapacidad. Sin dotación ni memoria económica. Y si no están dotadas, las leyes sirven solo para figurar. Dando la espalda e ignorando la educacion inclusiva –o es inclusiva o no sirve– y al empleo. Se le rechazaron las 99 enmiendas que mantenían vivas y su voto fue NO. 

La sorpresa, no por sabida era menos sorprendente, la dio Podemos. Esperanza Gómez justificaba su apoyo a la ley en que le habían admitido tres enmiendas que para ella eran grandes logros. Lo admitido ya estaba en el Decreto 85/2016 de Atención Temprana y Acuerdo Marco, en la Ley Orgánica de Educación, la referente a empleo no deja de ser una declaración de intenciones, sin plazos ni compromisos. No cabe duda que el acceso al centro escolar en la mismas condiciones que el resto del alumnado suena muy bien, pero no aseguran que el centro elegido cuente con los recursos necesarios para ese niño. Quiero decir, mi hijo con tal trastorno, quiero que vaya al CEIP ELEGIDO, pero en el centro no hay PT, AL, Monitores. Si quiere matricúlelo pero recursos no hay. ¿Qué hacemos?, …creo que no matricularemos al niño.

Entiendo que se deberían asegurar y comprometer los recursos a todos los centros y después hablamos de elección. Por otra parte garantizada en el art. 84.1 de la LOE y no derogado por la LOMCE. Otra cosa en que en Andalucía no lo apliquen como no aplicarán nada de lo ayer aprobado, por cierto a Podemos le echaran para atrás 22 mociones que habían mantenido vivas.

Mi respeto personal, amistad y admiración a Esperanza Gómez solo me hace pensar que la han engañado. No ha tenido su mejor día, porque Esperanza es incorruptible. La conozco demasiado bien, sé lo que sufre y ha sufrido por la atención temprana, la discapacidad, derechos de la infancia, mujer, acoso, maltrato. Sé de su sensibilidad y solo puedo pensar que la han engañado. Las tres mociones transaccionadas por el Psoe ya estaban. Puede ser que ella no lo supiera.

Cierto es que vi caras serias y largas en la bancada de Podemos, pero no sé si era por esto o cualquier otra cosa. Después tuve unos minutos para hablar con ella pero sólo nos preguntamos por la familia. 

Con la portavoz de Ciudadanos no voy a gastar espacio. Pero sí decir que Paloma Hergueta de Huelva, auténtica luchadora, incansable, defensora de la sanidad y de la mejor atención al usuario, que había quedado citada con los grupos parlamentarios para hablar de la futura Ley de Sostenibilidad del Sistema Sanitario, me dijo “Isabel Albas vino diciendo que no sabía de la reunión (a pesar de que enviamos mails a todos) y que se tenía que ir, fue absolutamente irrespetuosa. El PSOE, ni se dignó a dar la cara; C’s para vomitar, como hace el agua tibia que pretende refrescar”, íbamos de Granada de Huelva y de Sevilla.

Por pudor y respeto no voy a entrar en el debate sobre el ascensor en el Hospital de Valme. Sólo decir que la familia de Rocío, la tristemente fallecida en el desgraciado incidente. A los 3-4 minutos de la intervención del portavoz socialista, Francisco Vargas, se levantaron y abandonaron el Salón de Plenos, con los ojos rojos y diciendo “a esto no hay derecho, no puedo escuchar más”

En política no vale todo. Es más no vale casi nada. Pero lo de ayer de Vargas es lo que la desprestigia y la que hace que muchos digan “son todos iguales”. Aunque, en realidad, no lo son.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86