Cada día perdido en Atención Temprana es un pequeño drama y en Andalucía hay demasiados pequeños dramas cada día.

Esta expresión me la habrán escuchado o leído en muchas ocasiones.

Desde enero hemos bajado el nivel de confrontación con la Consejería de Salud. Entendíamos que había que dejar trabajar al Decreto 85/2016 de Atención Temprana de 29 de abril, y no es que le hayamos dejado los 100 días de cortesía, se le ha dejado casi un año.

Ha habido cambios, algunos muy sutiles, ¿se ha avanzado? algo, pero poco. A los Caits se les ha instado a que tienen que tener las tres especialidades, alguien me ha dicho que eso era un avance. Siempre respeto todas -sin excepción- las opiniones, pero también expreso la mía o la del Comité de Dirección de la Plataforma. Y eso no ha supuesto un avance, eso, que aún no está en todos lo Caits ha sido una mala praxis y una dejadez -de años- por parte de la Consejería. Luego no se debe contabilizar en el haber de los avances, logros, mejoras para nuestro menores, sino como un reparar -o mejor dicho- intento de reparar lo que ya debería llevar años.

Me llegan, cada día, noticias de altas de niños injustificadamente, ayer, la última, un pequeño con poco más de 3 años por TEL mixto con hidrocefalia por “cambio de grupo responsable”, eso por escrito, pero no lo entiendo ni sé su significado; pero lo que sí sé es que eso no puede ser, eso no puede seguir así

Siguen las listas de espera; para reducirlas se están quitando sesiones a unos para meter a otros, siguen las sesiones grupales, -expresamente prohibido en el Acuerdo Marco-, las derivaciones están cayendo en picado, hay Caits a los que no se les deriva ningún pequeño en los últimos meses, la información a las familias brillan o más bien, refulgen, por su ausencia. Cada día me llaman varias madres para preguntar el protocolo y plazos de derivación. Nadie les informa, solo “la llamarán en unos 30 días, para ver al niño”, eso es todo, sin más.

En este sentido, decir que la familia de un menor recibiendo Atención Temprana, también estará en situación de inferioridad, y por tanto discapacitante, al tener elementos, situaciones, obligaciones, limitaciones, condiciones, distintas y por lo tanto, deben estar sujetas a derechos, por lo que agradecemos a las Diputaciones Provinciales, Sevilla nos lo ha confirmado el pasado día 8 a través de D. Javier Guzmán y D. José Vicente Martínez, porque van a actuar sobre la familia mediante Talleres de Parejas, Hermanos y Familias, para enseñar a convivir y conllevar lo que supone un miembro familiar con trastornos en su desarrollo, superar el proceso de duelo, pérdida de idealización del hijo, convivencia, comunicación, … si no, las familias seguirán rompiéndose, como ahora; 3 de cada 4 se separan, y el 95%, por ser generoso, con fuertes tensiones.

Para las familias que, cada día, me preguntáis, deciros que el inicio de los Talleres debe producirse antes de un mes en toda Andalucía.

¿Sabe, Susana Díaz, y resto de séquito, y Juan Marín, Isabel Albás y Marta Bosquet, que la asistencia a gabinetes de psicología para intentar consolidar la pareja es muy frecuente y supone otro gasto, importante, como consecuencia de su desastrosa concepción de la Atención Temprana?

“…los conceptos Salud y Educación, están unidos, son uno solo, como cuando unimos las dos palmas de nuestras manos. Estos niños, en la escuela, siguen siendo Síndrome de Down, padeciendo Autismo, Síndrome de Asperger, teniendo Parálisis Cerebral…”

La intervención debe y tiene que ser en los dos ámbitos, de manera simultánea, no son sustitutivos, son complementarios.

Eso lo recoge el Decreto y el Acuerdo Marco, lo hemos dicho y recordado en multitud de ocasiones.

Pero no se nos hace caso, en ese sentido y en otros muchos, en el aspecto global de la Atención Temprana, los profesionales están a tope de trabajo, los Caits casi saturados, pero la Atención Temprana ha sufrido un retroceso, lo que algunos califican de avances, son parches, tapabocas pero van en la dirección contraria.

La Atención Temprana quiere recuperar a los menores, ahora, tal cual estamos, no recuperamos a ninguno y, además, siguen siendo la hipoteca vitalicia de las familias. 

Atención Temprana, en el periodo de 0 a 6 años, es el conjunto de acciones de prevención primaria, secundaria y terciaria con objeto de evitar los trastornos de desarrollo o riesgo; su detección y diagnóstico precoces y una intervención temprana para lograr la mayor calidad de vida.

No se puede confundir el todo con una parte: la intervención especifica realizada en los centros de atención temprana es una actuación dentro de la prevención terciaria y por tanto una parte de la Atención Temprana.

Estamos hartos cuando, después de 35 años gobernando en Andalucía, se nos dice, una y otra, vez “queda mucho por hacer”.

A nuestros niños, la administración de Susana Díaz los está convirtiendo en discapacitados, a todos -sin excepción-, pues una persona está discapacitada cuando se le niegan las oportunidades de que se dispone en general en la comunidad y que son necesarios para los elementos fundamentales de la vida, es por tanto más como la falta de adecuación entre la persona y su entorno, que como una consecuencia de la deficiencia de las personas.

La atención debe ser integral, ¿qué es la atencion integral?

Se entiende por atención integral, los procesos o cualquier otra medida de intervención, dirigidos a que las personas con discapacidad adquieran su máximo nivel de desarrollo y autonomía personal, y a lograr y mantener su máxima independencia, capacidad física, mental y social, y su inclusión y participación plena en todos los aspectos de la vida, así como la obtención de un empleo adecuado.

Ante el fracaso del sistema previsto en el Decreto de Atención Temprana, que ha supuesto un retroceso de años en la Atención Temprana, el engaño presupuestario, 

Se prevé una dotación presupuestaria y se libra otra, sustancialmente más baja.

Del presupuesto de Atención Temprana, a los Cait sólo llega el 40%, el resto es para capítulo I, personal y otros. Prácticamente los mismos ratios del SAS pero los niños en Salud Sociosanitaria, mezclado con el polen, aguas, aguas fecales, …

Nos preguntamos, ¿tantos recursos humanos y/o técnicos o de otra índole hay en Atención Temprana, hoy, para consumir el 60% del presupuesto?

Ante toda esta realidad, entendemos que

La Atención Temprana debe y tiene que ser:

  • Lo más precoz posible, en su detección.
  • Inmediato, en su intervención sobre el menor.
  • Los menores deben estar en el SAS, y por tanto en DIRAYA, en cuanto a las intervenciones de salud se refiere y externalizar el servicio con los Caits, mediante conciertos u otras formas de contratación y atendiendo a todas las necesidades del menor.
  • Se debe intervenir desde los ámbitos de la,
    • Salud
    • Educación
      • Estas dos áreas de manera complementaria y nunca sustitutivas.
    • Igualdad, Derechos y Asuntos sociales
    • El reconocimiento de la Discapacidad debe ser inmediato, pues le abre muchas puertas a sus derechos sociales. Hoy tarda meses e incluso años.

Antes de llegar a las conclusiones finales decir que es inhumano y vergonzoso, pues hace competir a unas familias con otras para ver quien tiene más problemas, y por tanto,

Proponemos se eliminen las convocatorias de Subvención en Concurrencia Competitiva para,

  • Adaptación de vehículos de motor.
  • Adquisición y renovación de prótesis y órtesis.
  • Adquisición, renovación y reparación de otros productos de apoyo para personas con discapacidad.
  • Gastos de desplazamiento en transporte público o privado.

Y que se les abone a aquellas familias que reúnan determinados requisitos.

Eso sí es Universalidad del derecho y no una subvención graciable

Los conceptos Salud y Educación, están unidos, son uno solo, como cuando unimos las dos palmas de nuestras manos, ¿recuerdan, Susana Díaz y Juan Marín que lo he dicho antes? , bueno pues

No se garantiza una educación inclusiva en nuestras escuelas. No se garantiza que nuestros hijos e hijas tendrán los apoyos necesarios para ser atendidos en sus necesidades más básicas, como ir al baño o desayunar, no se garantiza que tengan los apoyos necesarios para que su educación sea lo más normalizada y provechosa posible, no se garantiza nada de eso.

Se  vulneran derechos fundamentales, como la libre elección del centro educativo, tanto público como concertado, para las familias con hijos con trastornos en su desarrollo, siendo el germen de la desigualdad, bullying y la discriminación de nuestros pequeños en las escuelas y colegios. Se vulnera la Constitución Española, el Estatuto de Autonomía de Andalucía y otro montod de Leyes, Normas, Órdenes e Instrucciones, vamos que es una desvergüenza lo que está haciendo Susana Díaz con nuestros niños con la connivencia de Juan Marín.

Algo fundamental para la conciliación familiar, ¿por qué tener un hermano en un colegio y al de trastornos en otro?

A cambio hace “un reparto equilibrado” por los centros, como si de paquetes se trataran; se recortan recursos, pero lo denominan “optimización”.

Sólo el 4% tiene estudios universitarios, la media nacional el 10,5%. Algo no está haciendo bien, Susana y adláteres.

Los planes de estudios de los futuros maestros y profesores deben ser revisados.

Hoy no saben enseñar el teorema de Pitágoras a un Down, Autista, Asperger, … Intentan quitárselos de encima recomendando su traslado a Aulas Específicas y apartarlos de su recorrido curricular general.

No culpamos a los maestros y profesores, sino a Susana Díaz, y su sistema educativo.

Por todo lo anteriormente expuesto comunicamos que, en reunión plenaria de esta Plataforma se ha decidido, por unanimidad,  

volver a presentar la Proposición de Ley redactada en su día por la Plataforma de Atención Temprana.

La proposición, a día de hoy, va a ser presentada, y registrada, por los Grupos Parlamentarios Podemos, Izquierda Unida y Popular, lo antes posible.

Y les digo una cosa, los niños y niñas con discapacidad no pueden esperar a que el Decreto de Atención temprana funcione, no pueden esperar a que haya disponibilidad presupuestaria para que los atiendan en nuestras escuelas, no pueden esperar para recibir formación para el empleo y prepararse para competir en un mercado laboral difícil, que se ceba con el que es distinto, con el que tiene unas capacidades diferentes.

Pues 

Cada día perdido en Atención Temprana es un pequeño drama y en Andalucía hay demasiados pequeños dramas cada día.

Invito a Susana Diaz y al grupo Socialista, a Juan Marín y al grupo Ciudadanos a hacer una reflexión sobre el contenido de esta publicación. Que abran vías de diálogo con esta Plataforma, pero de forma honesta y no con usos trileros como la última vez de Juan Marín, queriendo vendernos el artículo 10 del Decreto como una idea “muy original” de su grupo. Farsante y manipulador.

Repito, les invito a reflexionar y apoyar esta proposición de Ley y si tiene que proponer algún cambio, que lo hagan estamos dispuestos al diálogo y les puedo asegurar que también lo están Podemos, Izquierda Unida y Partido Popular.

Y si Ciudadanos no quiere apoyarla, al menos que no se oponga. 

La abstención también nos sirve.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86