El Pleno monográfico sobre la sanidad del pasado miércoles tuvo una dura resaca. Por tercera vez en apenas año y medio se puso sobre la mesa la necesidad de aprobar una ley que regule la precaria atención temprana en Andalucía. Y por tercera vez PSOE y C’s se opusieron a ella. Desde la plataforma de las familias de los menores de cero a seis años con trastornos en el desarrollo o riesgo de padecerlos –un colectivo que representa a 35.000 niños– denunciaron el «engaño» del que fueron objeto por parte de la formación naranja.

El partido liderado en Andalucía por Juan Marín presentó una proposición, aprobada con el apoyo socialista, en la que se plantea la ejecución a seis meses vista de un Plan Integral que resulta ser una copia del que fue incluido en el decreto aprobado el año pasado y que debía estar ya desarrollado desde el 1 de septiembre pasado, como anunció la propia presidenta Susana Díaz.

Antonio Guerrero, en el Parlamento Andaluz el pasado 15 de febero

«El señor Marín le da otros seis meses desde ahora a la consejería y encima me reprocha que yo no haya pedido a los grupos parlamentarios que apoyen eso», explica Antonio Guerrero, portavoz de la plataforma, muy contrariado tras protagonizar al finalizar el Pleno un duro enfrentamiento con el líder de C’s, con quien por la mañana había mantenido una reunión, en teoría, para acercar posturas: «Me engañó porque sabía ya que los otros grupos iban a presentar una proposición instando al Consejo de Gobierno a presentar una Ley de Atención Temprana, pues el punto del Grupo Popular era el punto 13. Los grupos tenían 25 más 10, la Mesa las había calificado y Ciudadanos tiene representante en ella. Pero lo más ruin es que presente como novedad el artículo 10 del Decreto 85/2016 del 29 de abril y que tenía que estar desarrollado, íntegramente, el 1 de septiembre de 2016; lo que pretendía era dar otros seis meses al Gobierno de Susana Díaz», dijo Guerrero.

C’s plantea este plan integral para «llevar a cabo acciones coordinadas» a nivel educativo, sanitario y social, dando voz «a los profesionales y usuarios», mientras el decreto habla de un «plan integral» que dé «respuesta intersectorial, interdisciplinar y multiprofesional», centrado en «la población infantil, familia y entorno». C’s ve suficientes las mejoras aplicadas por el Gobierno andaluz, mientras la oposición ve necesario una regulación similar a la que ahora se plantea con la discapacidad.

Leer más:  PSOE y C’s, tercer «no» a la ley y nuevo «engaño» a las familias