Hoy está siendo un gran día; crecemos, y mucho. Debemos estar felices.

Desde hace unos días estoy manteniendo conversaciones con distintas comunidades autónomas de España, nos han llamado para saber cómo nos estamos organizado pues han oído de nosotros y sobre todo después del pleno del pasado 24 de febrero.

Ya hay acuerdos con Madrid, Extremadura y Cataluña. Estamos pendientes de Galicia, las dos Castillas y Asturias, y estoy seguro de que después se unirán el resto de regiones.

Con todas las que he hablado coinciden en todas y cada una de nuestras reivindicaciones, luego no estaremos tan equivocados. Tienen los mismos problemas que nosotros, niños mal ubicados, infraatendidos, altas injustificadas a los cuatro años, Educación sin recursos en toda España; no entran en el detalle del niño, con nombre y apellidos, sino en la globalidad.

Enlazaremos nuestras web, ya están los responsables de áreas en ello y las de otros colectivos que están unidos a ellos y los que está unidos a nosotros, la voz y miradas de nuestros niños llegarán a ellos y las de ellos a nosotros.

Acabo de hablar con Cataluña, nos han llamado y están encantados los distintos colectivos con nuestro modelo. Saben lo que ha pasado en el parlamento, allí la prensa se ha hecho eco y eso nos ha dado más fuerza, más representatividad, más presencia. El colectivo médico y científico, catalán y de otras comunidades, está de nuestra parte, no de esta Plataforma, sino de nuestros niños, entienden y coinciden con las familias en que es insuficiente lo que se está ofreciendo a los niños, para recuperarlos como Personas, en mayúsculas, integrarlos en la sociedad, dignificar sus vidas, dar respiro a las familias.

Dije que “lo que no te destruye, te hace más fuerte”. Ojalá en breve seamos la Plataforma de Atención Temprana de España y que sea cual sea su lugar de origen, nacimiento, residencia, todos los niños tengan los mismos derechos, estén atendidos en todas y cada una de sus necesidades, de salud -física y mental-, necesidades educativas y derechos sociales y se actúe sobre los tres grandes pilares, Menor, Familia y Entornos, social, educativo y familiar. No haya que recurrir a la familia y abuelos para pagar lo que la administración les niega, se acaben las discriminaciones en base al poder adquisitivo de las familias.

Todos estos principios están, sobradamente, recogidos en la Proposición de Ley que recientemente ha sido rechazada en el Parlamento de Andalucía, con la excusa de que es de Podemos, de Murcia, de medicalizar a los niños y otras falsedades vertidas, pero que, lejos de amedrentarnos, nos ha dado más fuerza, decisión y determinación, representatividad y presencia social. Se ha extendido, cual tweet en las redes sociales y ha llegado a todos los puntos de nuestra geografía.

También he dicho en numerosas ocasiones, cuesta trabajo movilizar a las familias, pero cuando lo haces, no hay quien las pare“.

Ya está llegando esa movilización, en forma de inquietud, rabia e impotencia, de ver a sus hijos maltratados, ignorados y tratados como un lastre. Son tan personas como los demás, no son discapacitados, sino que tienen otras capacidades, y tienen lo que todos, absolutamente todos, quisieran tener: unas familias absolutamente orgullosos de ellos y ausencia de celos, maldad, rencores y envidias.

Aunque tengamos distintas culturas, hablamos el mismo idioma.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86