Querida Presidenta, en estas fechas entrañables, cargadas de buenas intenciones, solidaridad, anhelos, deseos y tradiciones, …  solemos echar la vista atrás para hacer un balance del año y, a veces, de nuestras vidas.

Créame que le hablo con el corazón en la mano, con toda sinceridad, sin ironías y con toda mi humildad y buena voluntad.

Le deseo, en mi nombre, y en el de la Plataforma a la que represento, lo mejor, en lo personal, familiar y profesional, no sólo ahora, sino siempre.

Pero este ⁠⁠⁠⁠Christma estaría vacío si no le hago una petición. A usted o a Papá Noel, hablemos, tenemos muchas cosas y razones para hacerlo. Estaré, como siempre he estado, en la mejor de las actitudes. Y, apenas charlemos creo que comenzaremos a tener puntos de encuentro y, por qué no, como decía Borgart, en Casablanca; ojalá sea el comienzo de una larga amistad.

Debemos desbloquear esta situación, sin sentido, acercarnos, a nosotros y a los niñ@s, por qué no olvidamos el pasado, nos despreocupamos del futuro y vivimos intensamente el presente.

Aunque solo sea porque es Navidad.

Con mi mejores deseos.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma

plataformaat@gmail.com         670 86 36 86