Recientemente he convocado un encuentro de los Cait conveniados con Ayuntamientos.

La facultad de Psicología. sensibilizada con la Atención Temprana, nos cedió, amablemente, su salón de actos.

Acudí a la Consejería en busca de información de los Cait que estaban bajo esa modalidad, pero no me la facilitaron y me dijeron que la solicitase a través del Portal de transparencia. Eso son 20 días y generalmente otros 20 días más.

Entonces acudí a dos personas, preocupadas, al igual que yo y otros muchos, por el futuro de esos Cait, de sus profesionales y de cómo esos niñ@s iban a seguir siendo atendid@s, pues la nueva Ley de Administraciones Locales podía permitir que las competencias pasasen a la Junta de Andalucía  y dejasen de prestar el servicio. Antes de continuar, he de decir que esa ley está en suspenso y, por lo tanto son los Ayuntamientos los que deben continuar como hasta ahora.

Esas dos personas, en un trabajo casi de hormigas, recabaron la información que yo, como portavoz de esta plataforma, les pedí.

Al colgar en la Web la convocatoria y, repito, por error mío, se puso que convocaban esos Cait de Morón y Montilla y se pusieron los escudos de ambas localidades.

En ningún caso han sido esos Cait los convocantes, sino yo, Antonio Guerrero, quién llevando bastante tiempo preocupado por el futuro de esos niñ@s y de sus profesionales y ante la falta de colaboración de la Consejería quien tomé la iniciativa. El poner los escudos de esos pueblos, ni más ni menos que, estando orgulloso de todas y cada una de las localidades de nuestra querida Andalucía y entendiendo que es patrimonio cultural de todos los andaluces, se utilizaron como meros instrumentos de diseño, en ninguna parte del texto se hacía mención de la corporación y el indicar las direcciones  de e-mails de esos dos compañeros, ni más ni menos que, por instrucciones mías, canalizar la información a través de ellos.

En el momento en que he detectado la más mínima susceptibilidad por alguna de las partes, he hecho quitar tanto los escudos de las localidades, que yo quería transmitir como que ciudadanos de las mismas, han trabajado en pro de lo mejor para casi 20.000 niños con dificultades en su desarrollo, como los nombres de esos Cait, de los que nunca me he arrogado su representatividad, pero entendía eran ser un referente, por su prestigio y buen hacer.

Únicamente represento, y con muchísimo orgullo, a la Plataforma de Atención Temprana de Andalucía.

Al parecer y lamentablemente, en esta sociedad actual, muchos ven fantasmas donde no los hay. Es curioso, que ayer nos estrechábamos las manos el Consejero de Salud y yo, con el que he tenido confrontaciones y fuertes, diciéndonos que comencemos a trabajar y augurando un futuro mejor en general, y para la Atención Temprana en particular, y otras personas, tal vez por su mediocridad o falta de miras, han interpretado a su libre albedrío.

Quiero tranquilizar a todas las partes, decir que el único responsable de todo soy yo, que si he cometido algún error, pido, como toda sinceridad y humildad, disculpas a quién se haya sentido ofendido o molesto y que en un futuro les agradecería se dirigiesen a mí, pues mi teléfono lo tiene toda Andalucía y no señalen en dirección equivocada.

Decir que la convocatoria sigue en pie y espero que sean muchos los asistentes.

Antonio Guerrero. Portavoz de la Plataforma. 670 86 36 86